Cómo encontrar productos de envío que se venden como locos

El modelo de negocio de dropshipping viene con pros y contras: Las principales ventajas son la conveniencia, el bajo capital inicial y la libertad de experimentar con productos para vender. Sin embargo, el mayor inconveniente del dropshipping es tener menos control sobre todo el proceso de cumplimiento. Sin embargo, cuando se trata de dropshipping, la pregunta más importante es: ¿Qué productos se venderán bien?

A diferencia de las tiendas convencionales de comercio electrónico, donde usted debe tener ciertos tipos de productos para vender y adherirse a esos productos porque ya ha ordenado un montón de existencias, el modelo de negocio de dropshipping le permite probar el mercado sin mantener ningún inventario.

Dicho esto, si la venta de un determinado producto no funciona, usted puede cambiar fácilmente a otro producto sin preocuparse por la mercancía no vendida o la pérdida de ingresos.

Sin embargo, es probable que no tenga todo el tiempo del mundo para experimentar a la hora de averiguar qué productos de dropshipping se venden bien y cuáles no. Te escucho. Lo ideal sería tener ya una idea de qué productos se venden bien antes de usar este modelo de negocio.

Por ejemplo, usted podría querer saber si las camisetas se venden mejor que los juguetes. La respuesta es: depende. Todo depende de su nicho, pero hay ciertos criterios de producto que puede tener en cuenta al considerar qué productos de dropshipping vender para averiguar si se venderán bien o no dentro de su nicho.

Los productos populares pueden ser fáciles o difíciles de vender. Un producto popular en Amazon, eBay y Etsy, por ejemplo, podría no ser tan fácil de comercializar por un pequeño minorista como usted. Además, dado que los productos populares tienen demasiados vendedores que compiten entre sí, puede dejarle con un margen de ganancia muy estrecho.

El truco es encontrar un producto popular que usted puede hacer único para su propia tienda de alguna manera, y encontrar una manera de competir contra otros minoristas en función del precio, la selección, la elección o la disponibilidad. Por ejemplo: Las camisetas, los juguetes para niños y los productos de moda son productos populares que se venden bien, pero puede ser difícil competir contra ellos si no tienes una ventaja competitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *